martes, 30 de noviembre de 2010

¿Nieva bien?

Ayer nevaba hacia arriba, os lo prometo.
Dejadme que me explique, el sitio donde aparco cada mañana es una explanada grande de suelo liso y rojo, que está recién pintado y es muy brillante; pues bien, ayer, como antes de empezar a nevar había lloviznado se creó una película reflectante de agua sobre la baldosa y cuando comenzó a nevar los copos se reflejaban en el agua y había dos nevadas, la habitual y otra…al revés, os parecerá una soberana estupidez pero me ha resultado uno de los espectáculos más curiosos que he visto en mi vida, estuve un rato contemplando la escena y después, para evitar que me confundieran con uno de los abundantes yonquis de la zona después de su chute diario, me monté en el coche y enfilé rumbo a casa con una extraña sonrisa en la cara. Hoy al despertarme lo primero de lo que me he acordado es que ayer nevaba al revés, es una maravilla, y he salido de casa preguntándome qué sorpresas me deparará el día…a lo mejor el mundo está al revés y la gente deja de ser egoísta, a lo mejor veo al padre y la hija que todas las tardes acaban a voces frente al trabajo dándose un abrazo y recordando por qué son inseparables, tengo la esperanza de recibir hoy una llamada que me diga que todo ha pasado, que las tormentas que se avecinan en mi familia han amainado y vuelve a nevar hacia abajo, quizás cuando pase por el INEM de camino a alguna visita me lo encuentre vacío, y lo más increíble, creo que hoy puede ser el día en que desterremos la bonita palabra “guachupino” de nuestros diccionarios.
Si ayer nevaba hacia arriba hoy voy a poner mi granito de arena para que vuelva a hacerlo, para poner el universo del revés y conseguir que en algún lugar, alguien, hoy, cambie de opinión.

1 comentario:

  1. "Caminante no hay camino, se hace camino al andar"

    ResponderEliminar